Cada empresa tiene una identidad única, igual que cada uno tenemos unas huellas dactilares únicas. Las hay parecidas pero ninguna idéntica. Y si no me crees piensa una cosa: ¿por qué compras el chocolate Valor si hacendado tiene exactamente el mismo? Porque Valor te ha conquistado con su identidad.

Pero la Identidad es más que la cara bonita que muestra mi marca, son sus valores, su voz,… Para transmitirla correctamente debemos contar con un Manual de Identidad Corporativo.

¿Qué es un Manual de Identidad Corporativo?

Es un documento de tu empresa que recoge la expresión de la marca, sus valores, las normas de uso, la tipografía, la paleta de colores y sus aplicaciones.

Es el documento que pone en común todos estos aspectos. Ayuda a que todos los miembros de la empresa comuniquen de la misma forma la identidad de la marca.

5 puntos importantes que todo Manual de Identidad debería añadir:

  • Empresa. En este punto debemos de recoger la historia de la empresa. ¿Cuál es su misión? ¿cuál es su visión? Recogeremos y juntaremos todos los valores. En este punto se recogen los siguientes conceptos:
    • Historia
    • Misión
    • Visión
    • Valores
    • Localización
    • Productos y servicios
    • Datos comerciales
    • Público objetivo
    • DAFO
  • Identidad Corporativa: Es el apartado donde se forma la identidad visual. Es el momento de analizar la imagen anterior, en el caso de tratarse de un reediseño de identidad, o donde se construye el nuevo diseño.
  • Manual de Estilo: Aquí marcamos nuestras propias normas desde los tamaños mínimos y máximos de nuestra identidad visual, paleta de colores, tipografía y los usos permitidos y no permitidos de nuestra identidad visual.
  • Implantación: Aquí ponemos en práctica los usos correctos de nuestra identidad visual implantandola en distintos materiales corporativos.
  • Comunicación empresarial: Cuando fijamos nuestros objetivos de comunicación marcamos cual será nuestra comunicación tanto interna como externa. Cómo vamos a comunicarnos con nuestros empleados (recuerda que son nuestros mejores Relaciones Públicas), y cómo nos comunicaremos con nuestros públicos. Esta comunicación marcará la imagen que tengan los demás de nosotros. Deberás establecer el estilo y el tono que utilizarás.

Errores comunes

Muchas empresas caen en el engaño de que un Manual de Identidad Corporativo solo trata de el diseño del logotipo, por lo que suelen caer en los mismos errores:

  • No respetar la paleta de colores. Esto generará confusión entre tus públicos que no podrán diferenciarte como marca.
  • No especificar el tono de voz. Mantén el mismo tipo de tono ya que empezarás a generar una comunidad al rededor de este tono. Si no lo respetas confundirás a tus públicos.
  • No especificar los tamaños del logotipo. Por eso hay que definir los tamaños mínimos y máximos en el manual, si no cumples con estas medidas te arriesgarás a que tu logotipo pierda legibilidad, pase desapercibido o que seas invisible.
  • No especificar los usos no permitidos. Si no estableces los usos permitidos con un identidad visual corres el riesgo de que no la respeten y que los usos incorrectos confundan a tu público en que se trata de otra marca y no la tuya.

Y tu empresa, ¿tiene ya un Manual de Identidad Corporativa completo?